Domingo XVI del Tiempo Ordinario Ciclo C:“María ha escogido la mejor parte”
(Lc 10,38-42)






 

 

 

  La Palabra de Hoy

1ª Lectura:  Génesis 18,1-10

   “No pases sin detenerte con tu siervo”             

   Salmo : 14
  “Señor, ¿quién será huésped de tu tienda?”

2ªLectura:  Colosenses 1,24-28

  “Nosotros anunciamos a este Cristo”

Evangelio:   Lucas 10,38-42
    
“Marta lo recibió en su casa”












   

 

 

PALABRA DE VIDA

     La hospitalidad, habitual entre los pueblos del antiguo Oriente Medio, es un tema que está presente en las lecturas de hoy. Abrahán recibe en su tienda a unos misteriosos visitantes, a quienes identifica con el Señor mismo, y Marta y María reciben en su casa a Jesús, el Señor. Tal acogida no está exenta de dificultades. Igual que Abrahán y Sara se muestran reacios a creer el anuncio de fecundidad que les transmiten los visitantes, también a Marta le cuesta  comprender que lo más importante es acoger la Palabra del Señor.

     La habitual fórmula inicial litúrgica no debe impedirnos perder la perspectiva de camino hacia Jerusalén, en que Lucas sitúa expresamente el texto. Fuera de esta perspectiva el autor no tiene intereses localistas. Su atención se fija en dos mujeres, Marta y María. Todo intento de ulterior identificación de las mismas sería una distracción y un alejarse del texto. Sí, en cambio, debe resaltarse el hecho, porque probablemente no era normal en aquel entonces que las mujeres tomasen la iniciativa en ofrecer a los hombres su hospitalidad. Aún más, Jesús aparece como teniendo con Marta y María una gran confianza. Tanto la exigencia de Marta como la réplica de Jesús revelan una gran familiaridad y una amistad cordial. El hecho viene a confirmar el intencionado protagonismo que Lucas confiere a la mujer, en claro contraste con la mentalidad y las estructuras sociales de la época. Pero aún hay más en el texto de hoy. Lucas presenta a María en la postura clásica del discípulo, es decir, sentada a los pies del maestro. Contrastando con esta presentación, un dicho judío de la época rezaba así: El que enseña la Torá a una mujer le enseña necedades.
     Pero todavía hay más en el texto de hoy. Lucas hace de María un modelo de discípulo de Jesús en razón de la escucha de la palabra: éste es el objetivo central del texto, lo que Lucas quiere inculcar en sus lectores. La temática no es nueva. Ha aparecido ya en Lc. 6, 46-49, en Lc. 8,15 y 8,21. En estos textos se habla de escuchar y de poner en práctica lo escuchado. Hoy se insiste sólo en lo primero, en la escucha, a la que se califica de parte mejor y de la que no se puede prescindir si se quiere ser discípulo de Jesús.
     ¿La parte mejor por contraposición a otra peor, que sería la escogida por Marta? Aparentemente esto es lo que se deduce de la presentación por contraste que Lucas hace de las dos hermanas y de la respuesta de Jesús al requerimiento de Marta. La regañina que Marta pedía para su hermana por no ayudarle en los preparativos. Una vez más, sin embargo, la agresividad del lenguaje y la plasticidad narrativa nos desconciertan y nos desbordan. El contrate de situaciones ni tiene razón de ser en sí ni comporta valoración alguna. Se trata de un recurso gráfico para dar realce y viveza a la única idea que el escritor quiere desarrollar: la necesidad imperiosa que tiene el discípulo de estar atento a la palabra del maestro. Eso es todo. Ni se contraponen ámbitos de la vida ni se hace una división dual de la vida en contemplativa y activa. Interpretar este episodio como una recomendación de la vida contemplativa, en cuanto superior a la vida activa,  carece de fundamento en el propio relato, pues es una distinción originada posteriormente como fruto de otras preocupaciones teológicas. El mensaje del texto va exclusivamente dirigido al cristiano, al cual se le pide estar a la escucha de Jesús.
    El cristiano puede llegar a prescindir de todo, si la palabra de Jesús es su alimento y guía; si no lo es, todo le parecerá poco y nada le satisfará. Pero entonces, ¿en qué se distinguiría un cristiano de uno que no fuera o no se proclamara cristiano? En evidente contraste con la mentalidad y la práctica de la época Lucas no tiene reparo en presentar a una mujer en actitud de discípulo, sentada a los pies de Jesús, e incluso en hacer de ella un modelo de discípulo. Ello indica una línea de pensamiento que, implícitamente, abría horizontes a una nueva identidad personal de las mujeres y a una nueva posición social de las mismas.
    Marta y María no sólo son dos personajes del evangelio, sino dos actitudes que no pueden mantenerse la una sin la otra en los seguidores de Jesús. En nuestros días, donde lo que cuenta es el tiempo, la eficacia, los resultados, el pasaje de hoy puede convertirse en un toque de atención y de serenidad. Es necesario revisar nuestras actividades y el modo de realizarlas, por si acaso están disfrazadas de servicio cristiano pero no hunden sus raíces en “lo fundamental”.
  

 




 

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO  

  • ¿Con cuál de las dos hermanas te identificas más? ¿Cómo te interpela el pasaje de hoy a partir de esa identificación?
  • “Andas inquieta y preocupada por muchas cosas” ¿En qué momento de mi vida percibo que caigo en el activismo?
  • ¿Consideras que el pasaje del evangelio de hoy puede aportar serenidad, confianza y mayor equilibrio a tu vida cotidiana?




































     

REAL PARROQUIA SANTA MARÍA MAGDALENA -SEVILLA-

 

Imprimir Correo electrónico

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2021 Real Parroquia de Santa María Magdalena

 

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2021 Real Parroquia de Santa María Magdalena