Domingo IV de Adviento Ciclo A:“Le pondrá por nombre Emmanuel”
(Mt 1,18-25)

 

  La Palabra de Hoy

1ª Lectura: Isaías 7,10-14

  “Pide al Señor una señal”   

 Salmo 23
  “Ésta es la generación de los que buscan al Señor”

2ªLectura:    Romanos 1,1-7                          
  “Soy Pablo, destinado a proclamar el evangelio que Dios había prometido”

Evangelio: Mateo 1,18-25
   “Él Salvará a su pueblo”
















 


 

 

PALABRA DE VIDA

          Ocho días antes de Navidad, la Iglesia nos propone "los evangelios de la infancia". Estas páginas tienen un carácter particular, bastante diferente al resto del Evangelio: los evangelistas no han sido testigos directos, como lo fueron de los sucesos que vivieron con Jesús, desde su bautismo hasta su ascensión.  Mateo y Lucas recogieron los datos y detalles que se nos dan sobre la infancia de Jesús; de las confidencias de María.
          Con este "dato histórico" de base han elaborado una especie de "prólogo teológico", algo así como un músico compone una "obertura" donde presenta los temas esenciales que luego desarrollará. Mateo, por ejemplo, subraya todos los signos que muestran que Jesús "cumplió todas las promesas de Dios": él considera los relatos de la infancia de Jesús como un enlace entre el Antiguo y el Nuevo Testamento... Jesús es verdaderamente aquel que Israel esperaba, el que fue prometido a Abraham y David, el nuevo Moisés. Lucas, por su parte, subraya que Jesús es el salvador universal, prometido también a los paganos, a los gentiles.  Veremos, en particular, que estos "evangelios de la infancia" remiten a menudo a textos y situaciones de la Biblia. Con su apariencia ingenua e infantil, son textos ricos en doctrina, que deben leerse con Fe.
María es la que está en el centro de los relatos que leeremos hasta Navidad.
          -María, su Madre, estando desposada con José, antes que hubiesen vivido juntos, se halló que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo.
          En esta frase tan sencilla hay dos niveles de profundidad.
          a) Un acontecimiento humano, lleno de encanto, que contemplo en primer lugar: una muchacha, muy joven... entre 15 y 20 años, según costumbre de la época en oriente... una joven prometida... una novia feliz... son días de espera, de dicha. Observo a mi alrededor la alegría de las jóvenes parejas... que se tratan.
         b) Pero, otro acontecimiento misterioso interviene ya en esta pareja: sin haber tenido relaciones sexuales, están esperando un hijo. La fórmula es una fórmula teológica: "ella concibió por obra del Espíritu Santo". Este niño no es un niño ordinario. De El, se dirá más tarde que es "hombre y Dios". Pero ya está sugerido aquí, en este prólogo del evangelio.
          Todo lo que sigue está enunciado por Mateo siguiendo un esquema literario convencional, es una "anunciación" un anuncio de nacimiento, narrada como otras muchas anunciaciones a lo largo de la Biblia. En cada una se encuentra: 1ª La aparición de un ángel... 2º La imposición de un nombre, característico de la función del personaje que nace... 3º Un signo dado como prenda, a causa de una dificultad particular.
Filiación davídica; una promesa de Dios se realiza.Un salvador: una promesa de Dios. Una nueva Alianza: "Emmanuel" Dios-con-nosotros...
           Contemplo la delicadeza de José... este justo, capaz de entrar en los secretos de Dios. Dios necesita de los hombres. He aquí un matrimonio, marido y mujer que recibe una responsabilidad excepcional. ¿No soy yo también responsable de un cierto "nacimiento" de Dios, hoy?
          En Jesús, el Emmanuel, Dios se hace entrañablemente próximo. Y el cumplimiento de sus promesas desborda todas nuestras expectativas. Por un corazón sorprendido por la ternura de Dios, estamos llamados a acoger su venida entre nosotros.

 



 

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

  • “Jesús” y “Emmanuel” son los nombres de este niño ¿Qué dicen de Dios y de su enviado? ¿Es así el Dios que experimento en mi vida?
  • José no comprende fácilmente, pero experimenta la presencia de Dios ¿Se reconocer a Dios en mi vida cuando cambia mis planes?
  • A la luz de los nombres de Jesús que nos recuerdan que Dios ”salva” y está “con nosotros” ¿Cómo está siendo nuestro compromiso de amor con nuestro mundo?








     

REAL PARROQUIA SANTA MARÍA MAGDALENA -SEVILLA-

 

Imprimir Correo electrónico

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2022 Real Parroquia de Santa María Magdalena

 

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2022 Real Parroquia de Santa María Magdalena