Domingo XVI del Tiempo Ordinario ciclo B: "Sintió compasión de ellos porque estaban como ovejas sin pastor " (Mc 6,30-34)

 

  La Palabra de Hoy

1ª Lectura: Jeremías 23,1-6 “Reuniré el resto de mis ovejas y les pondré pastores”

       (Salmo 22) “El Señor es mi pastor, nada me falta”

2ª Lectura:   Efesios 2,13-18  “Él es nuestra paz”

EvangelioMarcos 6,30-34 “Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar”


 


  PALABRA DE VIDA

               Las lecturas de este domingo presentan la obra de Cristo como un proyecto  de salvación integral y de paz para toda la humanidad. Él es el pastor anunciado por los profetas, que realizará el plan de vida y de misericordia de Dios para su pueblo ; en él la humanidad entera llega a ser un único pueblo, sin fisuras ni discriminaciones; él es el pastor que se conmueve frente a la indigencia material y espiritual de los hombres.

              El evangelio de hoy nos presenta dos partes de una única escena, en la que Jesús actúa con la misericordia y la solicitud de un pastor. En la primera parte, se presenta como “pastor de sus discípulos” (vv. 30-32); en la segunda, como “pastor del pueblo sufriente” (vv. 33-34). A los discípulos  es la primera vez que se les llama “apóstoles”, es decir, enviados, y cuentan a Jesús todo lo que han ido haciendo y enseñando, pues Jesús es el origen y modelo de la misión. El los escucha, pero no quiere que se vean cogidos por el sordo triunfalismo de “las muchas cosas que hay que hacer”, por un activismo desmedido que les quitará eficacia a la propia misión: el enviado debe antes escuchar, conocer, y tener intimidad con quien le envía. Por eso les dice “venid vosotros a un lugar solitario, para descansar un poco” (v-30).

              Esta primera escena, donde se invita a la soledad, descanso y oración, no es una llamada a la ociosidad u evasión de la realidad, sino todo lo contrario,  una llamada a la autocrítica profunda desde donde serenarse y poder descubrir la voluntad de Dios. Este aspecto de encuentro es imprescindible en la vida del discípulo y del propio Jesús, y es  precisamente ahí donde se descubre la necesidad de estar en medio de las gentes de nuevo.

                En la segunda escena, Jesús se muestra como pastor del pueblo sufriente. Así, en medio del retiro, aparece un elemento imprevisto “los vieron alejarse y corrieron allá, a pie, de todos los pueblos” (v.33). Al desembarcar Jesús ve un gran gentío y siente compasión de ellos, pues eran como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. No es un descubrimiento sin más, pues Jesús siente “compasión”, es decir, hace suyo los sentimientos de tanta gente y situaciones ansiosas de una palabra esperanzadora. Por eso se puso a enseñarles. Se trata de una palabra capaz de reunir, agrupar, crear pueblo, porque es para todos, sin exclusión de nadie.

              Delante de la humanidad desorientada (“eran como ovejas sin pastor”), cansada y sufriente, Jesús experimenta una misericordia profunda que lo conmueve interiormente. Marcos no nos dice nada sobre las expresiones exteriores que pudieron hacer visible la misericordia de Jesús, sino que nos describe su corazón de pastor delante del hombre adolorido y oprimido. La compasión de Jesús-Pastor es la encarnación de la piedad y del amor de Dios hacia su pueblo. Una compasión infinita, inconmensurable. Se da un esquema sencillo, primero ve a la gente, después siente compasión  de ellos, para terminar actuando dándoles su palabra.      
 

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

  • En mi tarea pastoral ¿busco momentos de soledad y oración, de intimidad con el Señor?
  • Jesús ve, descubre la necesidad a su alrededor, y siente compasión. ¿Cuál es mi sentimiento cuando descubro en mi ambiente la dispersión y desesperanza?
  • ¿Qué palabra comunico, enseño, a un mundo ansioso de verdad? ¿Despierto esperanza?

 

REAL PARROQUIA SANTA MARÍA MAGDALENA -SEVILLA-

Imprimir Correo electrónico

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2021 Real Parroquia de Santa María Magdalena

 

Real Parroquia Sta María Magdalena
info@rpmagdalena.org
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2021 Real Parroquia de Santa María Magdalena