Biografía

   D. Antonio Domínguez Valverde nació en Aroche (Huelva) el 25 de junio de 1926  en cuya Parroquia sirvió de monaguillo. Tras perder a sus padres durante la Guerra Civil ingresa en el Seminario Menor de Sanlúcar de Barrameda. Para evitar que su vocación religiosa se viera frustrada por falta de recursos, D. Antonio Jurado Armario, Párroco de la Magdalena, lo acogió en la Casa Rectoral como si se tratara de un miembro de su propia familia.

   Ordenado sacerdote el 19 de mayo de 1951, en los inicios de su ministerio desempeñó los cargos de Coadjutor de la Parroquia de Santa Cruz y Profesor del Seminario Menor de Sanlúcar de Barrameda. Posteriormente marcha a Roma para ampliar su formación en la Universidad Gregoriana en la que se doctoró en Historia de la Iglesia. De regreso a Sevilla fue profesor, secretario y jefe de estudios del Seminario Metropolitano; al tiempo que ayudaba a D. Antonio Jurado en las labores de la Parroquia, en la que le sucedería; primero, como Regente en 1966 y dos años más tarde, como Párroco.

   El Cardenal Bueno Monreal lo incorporó a la Curia diocesana, en la que desempeñó los cargos de Vicesecretario General y Secretario General y Canciller. Posteriormente, el Cardenal Amigo Vallejo le nombró Deán de la S. I. Catedral (1982) y Vicario General (1983), siéndolo hasta su fallecimiento.

   Pero por encima de todas las responsabilidades aquí reseñadas, que lo constituyeron, sin duda, en una de las personas más relevantes de la Iglesia de Sevilla del final del s. XX, D. Antonio antepuso siempre su condición de Párroco de Santa María Magdalena, a la que consideraba su casa y a la que amaba sobremanera.

   Como en tantas otras cosas, D. Antonio era la perfecta encarnación de la fidelidad a la Iglesia y a su ministerio sacerdotal. Supo servir con absoluta discreción a los Rvdmos. Prelados de nuestra Archidiócesis. También supo vivir la humildad de manera ejemplar.

   Sin embargo, la nota más destacada de su personalidad era su espíritu de servicio hacia los demás, especialmente a sus feligreses, a quienes consagró su vida y para quienes siempre estaba disponible. Con su sotana y su roquete bajo el brazo, era  constante en la atención a los enfermos e impedidos llevándoles la Comunión, en la cura de almas en el confesionario, en el ejercicio de la caridad… Impulsó la devoción a Jesús Sacramentado, exponiendo todas las tardes al Señor en la capilla del sagrario parroquial. Igualmente sentía una especial devoción hacia la Inmaculada Virgen María invocándola en las entrañables advocaciones del Amparo y de los Reyes.

   Fue también Director Espiritual de las Hermandades de la Parroquia, a las que conocía profundamente y a las que también quería en la misma medida.

   Enfermo de gravedad, atendió a su Parroquia hasta el último momento y, a buen seguro, le dedicó sus últimos pensamientos. El Señor lo llamó junto a Él en nuestra ciudad, el martes 22 de junio de 2004, a los 77 años de edad y 53 de sacerdocio.

D. Antonio Domínguez Valverde. Cuarenta Encuentros

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena